Las municipalidades distritales de Canayre, Sivia y Ayna San Francisco, ubicadas en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), en convenio con la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA), iniciaron la ejecución de la segunda etapa de los proyectos de recuperación de suelos degradados, mediante la forestación y reforestación.

Los proyectos contemplan la instalación en campo definitivo de las especies forestales de bolaina, quinacho, tornillo, pino tecunumani, shaina, eucalipto, cedro, alcanfor, capirona, taron taron; de las cuales 695 hectáreas corresponden al sistema macizo y 1097 al sistema agroforestal, asociados a los cultivos de cacao y café.

Los tres proyectos cuentan con un financiamiento total que supera los 11 millones y medio de soles para su ejecución durante tres años. Durante el 2017 se transfirió más de 4 millones  a través del Programa Presupuestal de Desarrollo Alternativo y Sostenible (PP PIRDAIS) de DEVIDA.

El gobierno local de Canayre recibió alrededor de 1 millón setecientos mil soles; Sivia, 1 millón trescientos mil soles; y, finalmente, Ayna San Francisco, recibió aproximadamente 1 millón cuatrocientos mil soles, para la ejecución de las actividades programadas para este año.

Las acciones de forestación y reforestación buscan recuperar los suelos degradados como una alternativa económica y sostenible generando un impacto económico, social y ambiental en la cuenca que presenta áreas degradadas, producto de las prácticas agrícolas intensivas frente a los efectos nocivos de los cultivos de coca.

En este contexto, durante la ejecución de la segunda etapa de los proyectos se realizarán capacitaciones, ferias informativas y campañas de sensibilización con las familias participantes, sobre la importancia de forestar y reforestar, a fin de garantizar la producción de cultivos alternativos en áreas recuperadas.

Durante el evento, se presentó al equipo técnico de los proyectos el cual está  conformado por técnicos, promotores, extensionistas, viveristas, residentes y supervisores, quienes se harán cargo de la ejecución física y financiera para el cumplimiento de los objetivos.