Alumnos aprovechan estos espacios para consumir bebidas alcohólicas u otro tipo de drogas.

img_8869

La Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (DEVIDA), realizó una charla en la institución educativa particular San Antonio Abad del Cusco, en la que exhortó al director, profesores y padres de familia, tener cuidado con los viajes de promociones ya que los alumnos aprovechan estos espacios para consumir bebidas alcohólicas u otro tipo de drogas.

A pocos meses de concluir las actividades educativas en los colegios particulares del Cusco, como es tradicional, los alumnos del quinto grado de educación secundaria viajan a otras regiones para celebrar la culminación de sus estudios de nivel secundaria.

El jefe zonal de DEVIDA en Cusco, Víctor Samaniego Condori, luego de participar en la actividad de prevención con la asistencia de más de 80 alumnos del último año de secundaria. “Hay una falsa concepción de que el viaje de promoción es sinónimo de juerga y descontrol. Debemos recordar que los estudiantes aún son menores de edad y las consecuencias que tendrán sus organismos en caso consuman alcohol u otro tipo de drogas es mucho más severa de las que les puede ocasionar a personas adultas”, indicó.

En la charla de sensibilización se hizo énfasis en la importancia de tomar buenas decisiones para lograr las metas personales, técnicas para evitar la presión de grupo y las consecuencias del consumo de alcohol u otro tipo de drogas a nivel personal, social y familiar.

DEVIDA informó que en los meses que quedan del 2017 las charlas se realizarán en otras instituciones educativas de la provincia y se intensificará el trabajo de prevención del consumo de drogas en la región Cusco, a través de este tipo de actividades de sensibilización y otras como teatro educativo, campeonatos deportivos y proyección de cortometrajes. Estas acciones se realizarán en alianza con instituciones públicas y privadas involucradas en la problemática.

DATO: De acuerdo al último estudio realizado por DEVIDA, en el último año, 25 mil 952 estudiantes (26.1%) consumieron tabaco o alcohol. En este grupo se ha identificado que aproximadamente diez mil escolares son consumidores problemáticos de alcohol y más de 4,500 escolares han tenido riesgo de intoxicación por consumo excesivo de alcohol.