Noticias
Atrás

Policarpio Huanaco: "Cuando uno se decide por el camino de la legalidad, todo se puede lograr"

lunes 18 de junio de 2018

Policarpio Huanaco: "Cuando uno se decide por el camino de la legalidad, todo se puede lograr"

Cuenta con más de 50 socios que producen 100 toneladas de café en materia prima y 50 toneladas de café convencional al año

Policarpio es un productor cafetalero y miembro fundador de la Cooperativa Agraria Tropical Ecológica de Kimbiri (CATEK). Para él la vida no fue fácil. En 1987, a los 21 años, tuvo que huir de su natal Huanta, junto a su madre y hermana, víctima del terrorismo que lo dejó sin padre y en total pobreza. Con mucha tristeza tomó la decisión de viajar al distrito cusqueño de Kimbiri en busca de trabajo. Ya en el lugar, sin casa, sin familia y sin dinero, tuvo la oportunidad de conocer a muchas personas, que lo involucraron a la producción de coca, y al parecer le traería buenas ganancias económicas.  

Hasta el año 1995 Policarpio continuaba con la producción de coca sin interesarle la producción de otros productos alternativos. Por ese entonces el precio de la coca se había reducido y se encontraba preocupado por la falta de dinero. Es ahí donde conoce a un ingeniero cuzqueño, el cual visitó su domicilio con la intención de mostrarle otras alternativas de producción. "El especialista me sugirió sembrar café en el pequeño terreno que tenía, a lo que yo le dije que no sabía nada sobre café y me sería imposible producirlo, solo había aprendido todo de la coca. Enseguida él se ofreció a brindarme su apoyo con capacitaciones para conocer más sobre la producción de café. Después de mucho pensarlo y ver la situación de mi familia, decidí cambiar mi producción de coca por la de café".

De esta manera don Policarpio iniciaba una nueva etapa en su vida. "Al inicio no fue fácil. Mis hijas y mi esposa me decían que estaba perdiendo mi tiempo, y que los talleres y capacitaciones no estaban dando resultado. Pero nada me detuvo. Ya lo había decidido y continué en este nuevo camino agradeciendo la oportunidad que se me brindaba".

El primer gran reto para Policarpio fue cambiar de coca a café, pues la tierra ya no era buena y necesitaba dinero para adquirir productos que mejoren la tierra. "Si quieres realmente cambiar tu vida, es decisión tuya. Las oportunidades y los proyectos están allí. Solo tienes que decidirte y todo sale bien. De esa misma manera estamos trabajando en la cooperativa Kate, con mucha fe y entusiasmo".

Ahora a sus 52 años,  nos comenta los grandes logros que ha obtenido con la producción de café. Uno de ellos es la creación de la Cooperativa CATEK. En el 2009 invitaron a un grupo de productores a una pasantía en diversas regiones del Perú, donde vieron de cerca diversas experiencias de productores cacaoteros y cafetaleros que estaban organizados en asociaciones que lograron exportar su producto a otros mercados nacionales. "Cuando terminamos el recorrido y regresamos a nuestros hogares, me reuní con mis compañeros cacaoteros y cafetaleros, y dialogamos sobre la posibilidad de crear una asociación. Esta misma idea se le hicimos conocer al ingeniero que nos apoyaba y aceptó ayudarnos". La asociación se llamaba ACAFET e inició con 290 socios.

Ya han pasado 7 años y la asociación se convirtió en una cooperativa de más de 50 socios y con otros 100 próximos a incorporarse. A la fecha venden sus productos en tres regiones del Perú y con miras incorporarse al mercado Europeo.

"El esfuerzo ha valido la pena y hoy tenemos los resultados, cuando uno se decide todo se puede lograr", señaló Policarpio Huanaco Quispe.