Noticias
Atrás

Devida y Senasa investigarán enfermedades en cultivos alternativos del Valle del Monzón

miércoles 10 de abril de 2019

Devida y Senasa investigarán enfermedades en cultivos alternativos del Valle del Monzón

Estas instituciones visitan diferentes parcelas de cultivos lícitos para evaluar el impacto de plagas y enfermedades en café y cacao

La Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) y el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), organismo responsable de la salud de los cultivos agrícolas en el país, vienen visitando las parcelas de los cultivos del café y cacao para investigar el impacto de plagas y enfermedades en el distrito de Monzón de la Provincia de Huamalies, región Huánuco.

Con la finalidad de mitigar estos problemas en las plantaciones de los cultivos, a lo largo de esta semana los técnicos de ambas instituciones recogen muestras de plantas de café y cacao en diversas comunidades del valle, las cuales serán enviadas a la sede de Senasa en Lima para ser analizadas.

La evaluación se realiza en la zona alta, media y baja del Monzón para permitir que se conozca el verdadero alcance de estos problemas en café (roya, ojo de gallo y broca) en cacao (mazorquero, fitoptora, monilisis, escoba de bruja y mal rosado) y qué acciones e insumos son los más efectivos para combatir estos males.

El ingeniero Carlos Ramírez Doria, especialista en sanidad agraria del Senasa, indicó que una vez que se tengan las muestras serán enviadas a Lima para obtener los primeros resultados y que, en coordinación con Devida, se aplicará de inmediato los correctivos a los cultivos afectados.

"Las plagas y enfermedades vienen por el descuido del propio agricultor. Si no están cumpliendo con el control cultural como control de maleza, poda, raleo de sombra, cosecha oportuna, entre otras labores agrícolas el riesgo es latente. Todos estos trabajos reducen en 80% la presencia de plagas y enfermedades y el 20% se soluciona a través de los correctivos", puntualizó.

Devida continúa trabajando articuladamente con otras instituciones del Estado para garantizar la salud de los cultivos de Desarrollo Alternativo y la sostenibilidad de una economía lícita y segura para los agricultores del valle del Monzón.