Back

Equipo técnico de Devida fortalece conocimientos para mejorar asistencia a más de 1200 familias de Huánuco

Tuesday, February 26, 2019

Equipo técnico de Devida fortalece conocimientos para mejorar asistencia a más de 1200 familias de Huánuco

Especialistas refuerzan habilidades en cosecha, poscosecha y manejo de cáscara del cultivo de cacao en Codo del Pozuzo

Con el objetivo brindar una mejor asistencia técnica a las 1,215 familias participantes de los programas que desarrolla, el equipo técnico de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) participa del taller denominado "Uniformización en cosecha y poscosecha", el mismo que les permite reforzar sus conocimientos sobre cultivos de cacao en el distrito de Codo del Pozuzo, ubicado en la provincia de Puerto Inca (Huánuco).

De esta manera, los promotores, técnicos de campo y extensionistas de la Oficina de Coordinación Codo del Pozuzo (OCCP) repotenciaron sus conocimientos en especialidades como selección de las mazorcas verdes, maduras y enfermas; así como en quebrado de mazorcas sin perjudicar las semillas y, finalmente, en uniformar procedimientos para la utilización de los cajones fermentadores de forma tradicional hasta su secado respectivo, teniendo en cuenta el porcentaje de fermentación y el manejo de cáscara en las parcelas de cacao.

Estos conocimientos serán transmitidos a los agricultores que participan de los programas alternativos que realiza Devida para cambiar el modo de vida hacia una economía lícita y con desarrollo.

Mónica Shahuano Domínguez, encargada de la Oficina de Coordinación de Codo de Pozuzo, manifestó que estos talleres se vienen realizando con mucha frecuencia con la finalidad de contribuir a que los agricultores tengan una mayor calidad de grano como producto final. Además, subrayó que la metodología utilizada en la capacitación fue teórico - práctico y de manera dinámica.

La práctica de campo se llevó a cabo en la parcela de César García Ruiz, agricultor cacaotero del caserío Nuevo Edén, quien dijo estar muy agradecido por considerar a su parcela como un lugar de aprendizaje. "Mi familia y yo apostamos por el cacao, pues vimos que era una gran oportunidad de crecer y no la desaprovechamos. Ahora vivimos tranquilos", dijo García.

FOTOS