Noticias
Back

Más de 90 dirigentes ashaninkas y nomatsigengas del norte del Vraem se formaron como líderes comunitarios

Thursday, January 16, 2020

Más de 90 dirigentes ashaninkas y nomatsigengas del norte del Vraem se formaron como líderes comunitarios

Devida impulsó un ciclo de talleres para mejorar la gestión de proyectos de inversión a favor de las comunidades nativas.

Un total de 93 dirigentes de comunidades nativas de los distritos de Pangoa, Mazamari y Río Tambo (provincia de Satipo), concluyeron el primer programa de Liderazgo para la Gestión de Proyectos, organizado por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), con el respaldo de la Escuela Mayor de Gestión Municipal.

Fueron tres módulos donde se trataron diversos temas, como el perfil de un líder comunitario, quien posee la capacidad de influir positivamente en la forma de ser y actuar de los miembros de su comunidad y contribuye en la identificación de proyectos sociales para cubrir algún tipo de necesidad colectiva y buscar las fuentes de financiamiento público o privado.

En los talleres se utilizó la metodología "aprender haciendo" donde se buscó la integración de los grupos y la participación activa de las mujeres, ya sea proponiendo ideas, ocupando algún cargo dentro del grupo y durante las exposiciones. Además se abarcó la importancia del enfoque intercultural y de género en la gestión pública.

Los especialistas a cargo del programa de liderazgo, recordaron que para gestionar iniciativas y proyectos se debe de tener mayor contacto con las fuentes de financiamiento como los gobiernos locales, gobierno regional, programas de los ministerios y entidades del Poder Ejecutivo, dependiendo de la necesidad que se desea cubrir.

Los dirigentes comunales que se formaron como líderes pertenecen a organizaciones como Cart, Care, Ocam, Ocarep, Fare y Kanuja, que agrupan a las comunidades nativas ashaninkas y nomatsigengas de la zona norte del valle de los ríos Apurimac, Ene y Mantaro (Vraem).

DATO:

Un líder comunitario es un buen comunicador. Esto no hace referencia a las facultades extraordinarias de los oradores; es una característica que se centra en la capacidad de expresarse de manera clara y entendible con su comunidad y con actores externos.