Noticias
Back

Columna de Opinión: El escritorio no inspira, el campo sí

$dateTool.format( 'full','null',$dateTool.toDate("EEE, dd MMM yyyy", $reserved-article-display-date.getData(),$localeUtil.fromLanguageId($request.locale)), $localeUtil.fromLanguageId($request.locale))

Columna de Opinión: El escritorio no inspira, el campo sí

Carmen Masías Claux
Presidenta Ejecutiva de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas - DEVIDA

Columna de opinión publicada en el diario La República
25 de junio de 2017

Una estrategia no debería jamás surgir de un escritorio. Al menos no en su concepción. Este es el principio más importante cuando se quiere contribuir a disminuir una de las más grandes amenazas que padece el país: el narcotráfico. Tampoco es posible desarrollar una estrategia vociferando con demagogias. Menos aún hacerlo analizando la realidad a medias para que encaje en el propio modo de pensar, anquilosado a veces por efecto de la comodidad y la rutina. Una buena estrategia no se hace por salir del paso ni por cumplir con un plazo.

Por ello, la estrategia nacional antidrogas tomó un tiempo prudencial para su elaboración. Fueron consultados sesenta organismos estatales y privados y se emplearon concienzudamente indicadores y metas. Los técnicos involucrados viajaron hasta los lugares más lejanos, vivieron las dificultades que los agricultores afrontan y se entusiasmaron con sus logros y reconocimientos.

Sin dejar el aquí y el ahora, la Estrategia se sumerge en el sueño del Bicentenario: un país con menos drogas, menos mafias criminales, un país con desarrollo, con seguridad y más salud.

Ha habido importantes avances para controlar la producción de hoja coca. Fruto de ello es la experiencia positiva en San Martín y en Ucayali. Hoy el Monzón nos reafirma que se puede alcanzar buenos resultados a partir del equilibrio de acciones de erradicación de hoja de coca con la de desarrollo alternativo. No puede haber erradicación si no va de la mano con el desarrollo.

La capacidad del Estado para controlar la producción y movilización de la cocaína continúa siendo débil, comparada a la de otros países. Para mejorar eso es importante incrementar las metas anuales de interdicción de insumos químicos y aumentar el número de sentencias efectivas por delito de lavado de activos.

En cuanto al consumo de drogas, es necesario focalizar la cobertura de los programas de prevención y tratamiento terapéutico en jóvenes en mujeres y en poblaciones andinas, amazónicas y afroperuanas. Si bien nuestro país no muestra altos índices de consumo de drogas ilegales, sí los registra en alcohol y tabaco: aproximadamente 200 mil estudiantes de secundaria presentan un consumo "problemático de alcohol".

Mañana se conmemora el Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. El deseo es que la nueva política antidrogas nos guíe y cumpla sus objetivos. Por los peruanos que claman por paz y desarrollo. Por los que están y por los que vendrán. Para que esto no sea un sueño, se debe dejar el escritorio y salir al campo.