Noticias
Atrás

Elena Farías: "Mi familia y yo apostamos por el cambio"

jueves 11 de octubre de 2018

Elena Farías: "Mi familia y yo apostamos por el cambio"

De cómo la fariña y los productos alternativos le cambiaron el rostro al centro poblado de Cushillo Cocha

Hace cuatro años Elena Farias Shaga (56) se convirtió en una de las primeras beneficiarias de la fariña en el trapecio amazónico, también conocida como la triple frontera. Por ese entonces, el centro poblado de Cushillo Cocha, donde vive, era un lugar inseguro y desordenado. La mayoría de sus pobladores, incluida ella, se dedicaban al sembrío de la hoja de coca.

En sus ratos libres, sin embargo, se dedicaba a producir fariña, una actividad ancestral que le fue inculcada por sus padres. Era una forma de mantener vivos sus recuerdos. Y así fue hasta que se le presentó la oportunidad de reivindicar su herencia como un motor de cambio para su localidad.

Doña Elena describe la llegada de DEVIDA como un punto de quiebre. "Se apostó por productos alternativos, con los cuales pudimos mejorar la producción de la fariña", dice.

Asimismo, señala que su familia "se inclinó por el cambio a través de las escuelas de campo. Los ingenieros nos orientaban desde la plantación de la yuca hasta el tostado final de la fariña, aprendimos bastante a través de las asistencias técnicas".

La implementación de los módulos de fariña a inicios del presente les dio un nuevo impulso al permitirles mejorar la calidad del producto. "Desde enero a la fecha produzco aproximadamente 1260 kilos de fariña, del cual el 30% es para consumo y el 70% está destinado a la venta a los comerciantes de la ciudad de Caballococha", precisa. Y agrega: "me gustaría que el producto final sea vendido en otras ciudades del Perú".

Doña Elena tiene dos hijos. Sabe que cada kilo de fariña producido es un paso hacia adelante para un mejor futuro de su familia y su entorno. "Gracias a la presencia de DEVIDA he podido mejorar la calidad de la fariña, ello me ha permitido mejorar mis ingresos económicos y podré darle una mejor calidad de vida a mis hijos. Además, los módulos asignados recientemente me permiten cuidar mi salud y cuidar el medio ambiente", concluye.